Noticias

Terapia Física y Rehabilitación en el Hospital de la Solidaridad Rímac

El Hospital de la Solidaridad ubicado en la zona Flor de Amancaes, en el distrito del Rímac, cuenta con un moderno consultorio de Terapia Física y Rehabilitación que ofrece a la población tratamiento especializado para diversas alteraciones del movimiento corporal, problemas reumatológicos, dolor de columna cervical, fracturas, esguinces, y dolor crónico en general. Además se brinda Terapia para niños y Terapia Neurológica para personas con discapacidad, entre ellas, hemiplejía, parkinson, parálisis facial, entre otros.

Entre las terapias que se brindan están:

ULTRASONIDO:

Terapia que emplea vibraciones sonoras en el cuerpo con fines terapéuticos. Estas vibraciones penetran profundamente en los tejidos, produciendo un micro masaje, analgésico y antiinflamatorio, genera calor a nivel muy interno y de esta manera alivia el dolor en estructuras muy profundas.

Este tratamiento se recomienda a partir de los 30 años de edad.

ELECTROTERAPIA

Aplicación de electricidad con fines terapéuticos, directamente sobre la piel del paciente que alivia y disminuye el dolor. Se realiza mediante electrodos, solenoides y cabezales para transmitir diferentes tipos de corrientes, de acuerdo al efecto que se necesita para el tratamiento del paciente. El cambio de voltaje eléctrico genera una especie de analgesia  al bloquear señales dolorosas.

TERAPIA DE PARAFINA:

Este tratamiento ayuda a generar calor en las extremidades de personas que sufren de artritis, artrosis o problemas de reumatismo y traumatismo. La parafina es una sustancia blanca en forma de cera que se aplica sobre las manos y pies y ayuda a relajar los músculos, aliviar los espasmos y las contracturas. Su efecto terapéutico es 6 veces mayor al del agua y la analgesia obtenida es más duradera. Reemplaza la efectividad del tratamiento con compresas calientes, sin necesidad de sostener el peso de éstas.

MAGNETOTERAPIA:

Terapia que utiliza la energía física con fines terapéuticos,  mejora el proceso de regeneración de tejidos en lesiones como desgarro muscular o de tendones, donde las fibras de los tejidos se rompen. El magneto ayuda a que estas fibras vuelvan a unirse, disminuyendo la inflamación y el dolor.

La Magnetoterapia es muy efectiva para el tratamiento de la osteoporosis, porque mejora el nivel de densidad ósea;  además de mejorar la circulación local y para tratar diversas patologías degenerativas.

INFRARROJO:

Es una técnica para tratar dolencias y enfermedades a través de la radiación electromagnética y aplicación del calor en la zona de dolor reumático, muscular crónicas como lumbalgia, dolor de cuello y cervical, tensión muscular, artritis y lesiones deportivas, entre otros.

El calor que se irradia genera la dilatación de los vasos sanguíneos y aumenta el flujo de sangre en las zonas afectadas. Esta luz traspasa la piel hasta 3 cm. pudiendo actuar de forma directa sobre músculos, arterias y venas, permitiendo que se apliquen pomadas o cremas de efecto analgésico y se alivie el dolor rápidamente.

 


Galería de Fotos